Este es el proceso vía el cual un residente permanente puede aplicar para ser ciudadano de este bello país. Generalmente, se tienen que esperar cinco anos después de ser residente permanente para poder aplicar para la naturalización. Una de las excepciones es cuando la persona obtiene su residencia a través de casamiento con un ciudadano americano, sigue con el, y puede probarlo. En ese caso, solo se esperan tres anos a partir de la obtención de la residencia, aunque la misma hubiese sido solo condicional cuando se tomo por primera ocasión.

Para aplicar se utiliza la forma N-400, ahora mas extensa que en el pasado. Los aranceles son de $675.00, se envían 4 fotos de frente, copia de su residencia y alguna evidencia de su permanencia física aquí por si las dudas. Digo esto porque hay personas que viajan mucho como residentes, y el DHS puede pensar que la persona no vive aquí sino que en el exterior. Por eso es importante enviar por lo menos copias de las ultimas dos declaraciones de impuestos y/o algunos recibos de pago de agua o luz para demostrar presencia física continua.

Si la persona ha estado mas de seis meses fuera en un ciclo de 12 meses, debe esperar estar en el país dos anos y medio sin haber estado fuera mas de seis meses para poder aplicar. Esto es fácil, pero la gente se enreda de puro gusto. No es cuestión de venir al país antes de cada seis meses como residente como para "marcar" tarjeta. Eso no funciona. El DHS no es tonto. Dejan correr a la gente, pero no son tontos. No los subestimen. Hay miles de residentes que viven fuera. Esa es la verdad. Y entonces vienen de vez en cuando como para que vea el DHS que viven aquí. Tarde o temprano les quitaran las tarjetas. Ese show ya no se puede hacer pues las cosas están muy duras.

Si usted quiere preservar su derecho para aplicar para su naturalización debe de residir aquí. Punto. Es normal que se viaje, pero no puede usted pretender venir cada 5 meses, estar aquí 2 semanas, regresar en 5 meses hacer lo mismo y después tener la temeridad de aplicar por naturalización. Yo he visto casos insólitos, como por ejemplo, la dama que no vive aquí, es residente, quiere ser ciudadana, y trato de inventar declaraciones de impuestos como que trabajaba de empleada domestica y todavía tuvo la osadía de llegar a la entrevista de ciudadanía llena de joyas y con un rolex de oro. Por favor!!! A quien engañan.

Hablemos de la aplicación. Ahora es más extensa que nunca. La primera parte tiene que ver con sus datos biográficos y si usted quiere cambiarse el nombre esa es la oportunidad..   La segunda parte tiene ver con sus direcciones aquí, sus trabajos, sus matrimonios y divorcios, sus hijos y demás. Hay personas que temen dar el status de su hijos y cónyuges (asumiendo que estén indocumentados) por temor a represalias del DHS. Hasta hoy no tengo evidencia que demuestre que el DHS haya removido a alguien porque su nombre apareció en la forma N-400. Lo mejor es poner el status que tienen aunque estén si el mismo. Si se niega que el familiar esta aquí, cuando el solicitante de naturalización obtenga su codiciado certificado, y solicite beneficios inmigratorios para esa persona puede haber problemas.  

La otra parte de la aplicación tiene que ver con preguntas que tratan de averiguar si la persona perteneció a algún grupo u organización en el pasado. Cuidado.   Mucha gente de Centro América perteneció a partidos políticos en el pasado durante las cruentas guerras civiles que flagelaron estas naciones. Muchos fueron encarcelados por cuestiones puramente políticas y cuando vinieron aquí aplicaron por asilo y les fue concedido. Ahora DHS, cuando recibe aplicaciones para naturalización de estas personas, esta preguntando porque fueron arrestados, adonde están esos papeles, cual fue la función de ellos dentro del grupo político que perteneció y otras preguntas totalmente absurdas pero que DHS las justifica dentro del marco del 911.

Otros muchos, como nuestros hermanos cubanos, pertenecieron al partido comunista y/o cualquier otra organización ligada al mismo. Estas personas deben demostrar que su participación fue involuntaria, de lo contrario su aplicación por naturalización puede ser denegada. Esto es delicado, pues hay muchas personas que realmente no tuvieron otra opción más que ser parte del partido comunista para poder estudiar o progresar. DHS decide estos casos uno por uno. Deben haber transcurrido 10 anos después de la última participación de esta persona en el partido comunista y además su participación en el mismo tuvo que haber sido dicha cuando la persona aplico por residencia permanente.

De lo contrario te pueden negar la aplicación, no por su participación, sino porque no se dijo eso antes en la forma de residencia I-485, la cual tuvo que haber sido radicada anteriormente y siempre es caldo de preguntas a la hora de aplicar para obtener la ciudadanía de este país.

Si, es cierto, muchas veces no preguntan nada, pero el propósito de este libro es desnudar los "por si acasos" para de esa manera orientar, en lo que se pueda, a aquellos hermanos que desean coronar la ciudadanía americana. Conozco muchos casos de personas que estuvieron detenidas en sus países por acusaciones políticas, que han tenido problemas demostrando realmente que no son ni fueron criminales. Si no que simplemente describieron (en sus aplicaciones de asilo) lo que sufrieron como parte de la odisea que vivió al ser victimas de las barbaridades que tanto la derecha como la izquierda cometieron en Centro América.

Es una lastima que el DHS despierte estas heridas ahora, precisamente cuando estos hermanos lo que quieren es ser parte de este país, no ser una vez mas castigados por haber opinado su conciencia, de una u otra manera, hace mas de 20 anos. Por lo tanto, al llenar la N-400, si usted cae dentro de los escenarios descritos, busque ayuda profesional para poder tener una mejor opción a la hora de luchar para que le respeten sus derechos.

Hay otra parte de la aplicación que lidia con los viajes que el solicitante ha hecho desde que se hizo residente de este país. Por el amor de Dios no traten de inventar la rueda. La pregunta es simple, cuantos viajes de más de 24 horas usted ha hecho obtener su residencia. No es que no me acuerdo, no es que se me perdió el pasaporte, no es que no me sellaron el pasaporte cuando he entrado al país. Simplemente diga cuantas veces usted ha salido, después sume los dias que usted ha estado fuera para ver si es esta apto para aplicar por naturalización.

Como dijimos anteriormente, si sumados todos los dias - en los 30 meses anteriores a su solicitud - usted ha estado en total (en cada ciclo de 12 meses) fuera más de 6 meses, usted tiene que empezar de nuevo a contar, pues la aplicación será denegada por falta de presencia física continua. No es cierto que el obtener un "re-entry permit" (permiso de salida) congela el tiempo para la aplicación. Eso solo le da el derecho de entrar al país como residente después de haber estado más de 12 meses sin regresar.

Hay varias excepciones que sirven para congelar el tiempo con miras a la ciudadanía. Una de ellas es cuando la persona trabaja para el gobierno americano o una de sus agencias como la AID, el Departamento de Estado u otras. En esos casos, el tiempo que la persona pase en el exterior no se cuenta en contra de la cuenta para aplicar por ciudadanía. De lo contrario, y no es que sea pesimista, hay que probar que existe la presencia física continua, de lo contrario espere usted problemas a la hora de la entrevista.

Hay muchos hermanos, que mal aconsejados, utilizan su residencia para residir en el exterior y no en este país. Cuando la tarjeta esta por vencerse, a pesar de no vivir aquí, son atrevidos y simplemente la renuevan. Bueno pues ahora la cosa es más difícil. Antes, cuando se llenaba la forma I-90 (para renovar o reemplazar la tarjeta verde), no se hacían muchas preguntas y esto desgraciadamente ayudo a que se cometiera mucho fraude. Hoy DHS, en la mayoría de los casos, pide huellas nuevas y una entrevista con la persona. Además se centralizo para todo el país adonde enviar la forma I-90. Todo es para tener más control. Hablo de esto porque si el DHS comprueba que la persona no residió aquí, no solamente le puede negar la aplicación por residencia, sino que también puede iniciar un proceso de remoción en contra de esa persona por fraude. Es por eso que no hay que tomar la aplicación de naturalización a la ligera.

Igualmente, si usted cometió un crimen y aun así le dieron su residencia, por favor no asuma que le darán su ciudadanía. Por ejemplo, supóngase que usted recibió una condena de probatoria por 12 meses por robo. En su estado eso es considerado una felonía y usted piensa que como el DHS le dio su residencia y por ende sabe y supo de su problema no habrá mayores sobresaltos cuando aplique por naturalización. Grave error. DHS puede iniciar proceso de remoción en contra suya para quitarle su tarjeta verde si consideran que su crimen fue cometido con "agravantes." Ese es un término legal que generalmente indica que el incidente envolvió violencia mayor o conducta claramente depravada. Entre las acciones consideradas como tales están: Abuso domestico, robo en mayor cuantía, todo lo que tenga que ver con drogas (excepto la mera tenencia para uso personal de 30 gramos o menos de marihuana), abuso infantil y/o sexual, fraude contra el estado y muchos mas. El solicitante piensa que todo esta bien, porque DHS le dio su tarjeta y ahí esta el error. Esto es así especialmente si el crimen se cometió durante los 5 anos anteriores al término de enviar la aplicación por naturalización.

Otro error de cálculo cometido muchas veces es pensar que el "sellar" el caso criminal "borra" para siempre el record de su expediente ante las autoridades, y por lo tanto usted ni lo tiene que decir, ni tiene que preocuparse. Anteriormente dijimos que eso no es así. DHS es una agencia federal y como tal tiene acceso a todo, especialmente después del 911. Tenemos que entender que el "sellar" el caso solamente trae problemas para tramites de inmigración, pues la agencia le pedirá al solicitante que "reabra" el caso y el o ella tendrá que ir enfrente del juez estatal que le "sello" el caso para poder obtener tanto el reporte de arresto, como la disposición oficial final   del crimen.

No estamos diciendo que el "sellar" el caso no tiene sus ventajas. Las tiene, pero no para trámites de inmigración, sino para propósitos puramente locales o estatales. Por ejemplo, en Florida usted puede sellar su caso ("expungement"), y si es la primera vez que usted comete un crimen y el mismo no es con agravante, usted puede sellar su caso y hasta decir en muchas situaciones que no tiene record. La política detrás de esto es el pensamiento anglosajón de siempre dar un perdón la primera vez. Un nuevo empezar. DHS, sin embargo, no piensa así. Lo quiere saber todo y ahora después del 911 lo puede saber todo.

Una manera de "quitarse" el problema después de haber cometido un crimen y haber salido mal parado del mismo, es comparecer de nuevo ante el juez que lo sentencio y tratar de argumentar que cuando se expidió la sentencia no se le explicaron a la persona las consecuencias inmigratorias de la pena expedida. La razón es simple, si la persona hubiese sido puesta en alerta que la imposición de su sentencia le traería consecuencias graves para su status inmigratorio, lo mas probable es que no hubiera aceptado la oferta hecha por la fiscalia ("plea bargain") para terminar con el proceso criminal. Hay varios estados que todavía permiten este ataque (generalmente hecho mucho tiempo después que la persona cometio el crimen) y el mismo es efectivo pues aminora el peso del crimen y en varias situaciones hasta lo puede eliminar. Esta estrategia ya no es tan popular como antes y la mayoria de los estados ya no la permite.

Otra manera es "reabrir" el caso criminal para desecharlo ("dismiss") y esperar que el fiscal estatal este de acuerdo. Casi nunca ocurre, pero la verdad es que se han cometido muchas injusticias en contra de nuestros hermanos inmigrantes, y un buen abogado criminalista pudiera hacer el milagro. Si el juez estatal reabre el caso y lo desecha o por lo menos aminora la disposición final del crimen, entonces ya la cosa cambia pues DHS no pudiera tratar de negar la solicitud de naturalización basada solo en el resultado final de la acción judicial. DHS lo pudiera hacer, sin embargo, basado en "su discreción" que como explicamos anteriormente es el arma poderosísima que siempre puede utilizar el gobierno para negar un caso inmigratorio. Por ejemplo, aunque la persona pudiera "desechar" el caso criminal   convenciendo al mismo juez que lo sentencio anos atrás, DHS puede aun argumentar que niega la solicitud de naturalización, no por la sentencia sino por la comisión del acto. En otras palabras, DHS, lo pudiera negar solo por la conducta, solo por el hecho de haber cometido la acción. Ese es el poder de la discreción. Terrible realidad pero así es el poder que ahora tiene el gobierno.

En la parte de la forma N-400 que cubre el haber cometido crímenes antes de aplicar, se pregunta el porque fue arrestado y el resultado de la disposición final. El "reporte de arresto," como dijimos anteriormente, es lo que el policía dijo en el reporte cuando la persona fue detenida en el instante del incidente. La "disposición final" es lo que la corte con jurisdicción del caso dictamino. La forma pregunta por el cargo específico hecho en contra de la persona, la fecha, lugar, numero de caso y la pena. Es bueno siempre adjuntar copias certificadas del "reporte de arresto" y la "disposición final" con la N-400 para que el DHS tenga una historia completa acerca de la aplicación y no se atrase el proceso.

Ahora hablemos de la posibilidad de obtener su naturalización por derivación. Esto ocurre cuando, por ejemplo,   dos padres naturalizados americanos no tienen que aplicar o solicitar la ciudadanía de hijos menores, residentes con menos de 18 anos, ya que el privilegio se les deriva automáticamente. Lo mismo ocurre cuando ciudadanos americanos en el exterior "registran" a sus hijos con la embajada americana. Si el ciudadano americano cumple con un sin numero de reglas - como haber residido por un numero especifico de tiempo en Estados Unidos y otros - entonces se le otorgara al beneficiario un "certificado de nacimiento en el exterior" que le otorga ciudadanía americana al igual que un "certificado de naturalización" que es lo que se obtiene al terminar con buen éxito la aplicación hecha a través de la forma N-400. Hay otras maneras de obtener el beneficio de ciudadanía por derivación, pero dada sus tecnicismos les recomendamos consultar con un experto en esta materia.

Para total de nombre, es decir si el cambio no es solo quitarse el segundo nombre o algo así, se necesita una orden judicial.

 
 

| Dr. MARIO M. LOVO | SERVICIOS | PRENSA | CONSULTAS ONLINE | CONTACTOS | TERMINOS Y CONDICIONES | NOTICIAS !

Oficina Legal del Dr. Mario M. Lovo, P.A., NUEVA DIRECCION : 333 Palermo Avenue, Coral Gables, FL 33134
Copyright © Law Offices of Mario M. Lovo, P.A.
Tel: (305) 441-1994 Fax: (305) 441-1995