Usted y la Corte de Inmigración

Muchos hermanos indocumentados tienen que comparecer ante la Corte de Inmigración para resolver sus casos. Hay varias a maneras de llegar hasta la Corte de Inmigración, unas voluntarias la mayoría involuntaria. La Corte tiene la función de oír y decidir las controversias que se le presentan. Los Jueces de Inmigración no son elegidos popularmente, al contrario son nombrados por oficiales del ahora Departamento de Seguridad Nacional ("DHS"). La mayoría han sido empleados del antiguo Servicio de Inmigración en el cual han servido como fiscales o en otras funciones.

Es importante saber que la Corte de Inmigración, como institución, esta bajo las ordenes del Fiscal General de La Nación, quien a su vez es el Jefe de la rama del DHS que se encarga de remover o deportar indocumentados, y es también el jefe de la Junta de Apelaciones de Inmigración, dependencia que se encarga de revisar las decisiones de los jueces de inmigración. Esto lo digo no para enunciar sentimientos de parcialidad, sino como alerta para que sepa todo el mundo como es el sistema. Yo creo que el sistema debiera ser diferente por aquello que la apariencia de independencia es importante, pero no es cierto que todos los jueces de inmigración, por haber sido muchos empleados del gobierno, solo decidan casos en contra de nuestros hermanos indocumentados.

La manera más común como uno comparece ante la Corte de Inmigración es cuando el DHS intercepta la persona tratando de cruzar la frontera ilegalmente. En ese momento el DHS elabora un documento conocido como "Notice to Appear" (Noticia de Comparecencia). Este es el documento que nombra los cargos hechos en contra de la persona, y que contiene la cita para ir a la Corte de Inmigración. Los cargos mencionan el nombre de la persona, el hecho de que la persona no es ciudadano de los Estados Unidos, mencionan el país de origen del individuo, y acusan a la persona de haber entrado al país sin inspección. Este cargo, el haber entrado ilegalmente a los Estados Unidos, es el que le da jurisdicción a la Corte de Inmigración para escuchar el caso.

Los cargos de violaciones inmigratorias no son cargos criminales, son civiles. Ante ellos, la persona puede presentar defensas para poder para su remoción, para obtener su residencia, para luchar por su asilo, o por ejemplo, para demostrar que su matrimonio fue de buena fe. En la Corte de Inmigración abr siempre un fiscal acusador, un interprete pagado por la Corte, un secretario de la Corte y la persona citada. No existe derecho de tener abogado pagado por el gobierno. Si la persona citada quiere abogado debe de pagarlo de su bolsa. Lo mejor es ir representado por un abogado siempre que uno comparezca ante la Corte de Inmigración.

La primera comparecencia se llama "Master Calendar Hearing" (Audiencia Preliminar) y el propósito es saber que remedio va a utilizar la persona ante los cargos contenidos en la Noticia de Comparecencia. El día de esa cita preliminar habrá mas personas citadas. La audiencia dura no más de 15 minutos. El Juez preguntara si la persona recibió la Noticia de Comparecencia, y que posición la persona toma ante los cargos. Aquí es adonde el abogado es necesario para poder elaborar la estrategia a seguir en el juicio final que la Corte celebrara 4 o 5 meses después de la cita preliminar. Si, por ejemplo, la persona es enviada a la Corte de Inmigración "referida" (termino legal que significa que es la Corte de Inmigración la que tomara la decisión final) por la Oficina de Asilo, la Corte tendrá la oportunidad de revisar y de escuchar los argumentos de persecución "de novo," es decir, sin importar lo que la Oficina de Asilo haya pensado del caso. Esa es la oportunidad para buscar nueva evidencia, tratar de enmendar la aplicación de asilo y/o preparar mejor al aplicante para la confrontación del juicio final.

En el juicio final (final hearing) se utiliza el método Socrático, común en la ley anglosajona, para escuchar y decidir los casos. De esa manera el abogado de la defensa empieza el proceso haciendo preguntas directas a su defendido (direct examination), de esa manera se obtiene la historia o la defensa ante los cargos presentados por el gobierno. Después le toca el turno al gobierno quien, a través del fiscal, hará preguntas a la persona (cross examination) destinadas a demostrar que la historia, o la defensa no es suficiente para que la Corte le de a la persona el beneficio buscado. Los juicios finales generalmente duran entre 1 o 3 horas. El Juez de Inmigración puede hacer preguntas durante todo el proceso. Todo el proceso es grabado.

Es vital que el abogado defensor practique con el cliente antes del juicio. De lo contrario el resultado será fatal pues no es fácil estar sentado en el banquillo de los acusados sin la debida preparación. Los hechos importantes de la historia que será dicha ante el Juez deben estar claros en la mente del defendido. Las fechas, circunstancias, y situaciones deben salir naturales. Hay muchas preguntas de doble sentido que son hechas por los fiscales para confundir a las personas y por lo tanto hay que estar preparado para contestarlas.

Al final, el perdedor tiene 30 días para apelar la decisión ante la Junta de Apelaciones. Lo primero que se hace cuando se apela es preparar el "Notice to Appeal" (Noticia de Apelación) que es una forma para confirmar el deseo del perdedor de formalmente apelar la decisión del Juez de Inmigración. La mayoría de las veces el que apela es el hermano indocumentado. El gobierno, cuando pierde, no suele apelar. La Noticia de Apelación cuesta $110.00 y la forma se envía a la Junta de Apelaciones en Falls Church, Virginia. En la forma hay que articular, claramente, las razones por la cual la persona piensa que el Juez de Inmigración se equivoco. El no hacerlo puede significar que la apelación sea denegada sumariamente.

Al cabo de 4 o 5 meses, la Junta de Apelaciones envía los "transcripts" que no son mas que las transcripciones de todo lo que se hablo durante el juicio. Armado de estas transcripciones, se prepara un memorial cuyo motivo es el de atacar, con mucho mas detalle, la decisión del Juez de Inmigración. El gobierno tiene también la oportunidad de presentar su memorial. Generalmente el gobierno se limita a decir que el Juez de Inmigración estuvo correcto en denegar el caso.

Son nuestros hermanos indocumentados los que tienen la obligación de convencer a la Junta de Apelaciones de la fortaleza de sus argumentos. La mayoría de las apelaciones se pierden. Durante el tiempo que la apelación este pendiente, las personas tienen derecho a tener y renovar sus permisos de trabajo. Ahora las apelaciones se tardan de 6 hasta 12 meses. Antes se tardaban hasta 3 anos. No es un secreto que la Junta de Apelaciones esta siendo presionada para procesar todos los casos rápido, esto realmente es triste porque claramente se le esta dando énfasis a la "eficiencia" y no a la justicia.

La Junta de Apelaciones de Inmigración es capaz de crear precedentes para el propósito de interpretar las regulaciones y estatutos que cubren las leyes inmigratorias. En este país son los precedentes casuísticos los que sientan las bases de las leyes de inmigración. Estos precedentes, junto con las regulaciones de inmigración que aparecen el Código de Regulaciones Federales, son las que dictan las pautas a seguir en materia de leyes de inmigración. En los países hispanos, es común encontrar las leyes en códigos basados en el derecho francés, romano y/o español. Aquí en este país la ley se hace a través de casos o se legisla vía estatutos. Las leyes inmigratorias las legisla el Congreso de la nación, entidad que tiene exclusiva potestad para hacerlo.

Cuando la Junta de Apelaciones emite su fallo,   se puede radicar una moción de reconsideración para tratar de lograr que la Junta cambie su decisión. Hay solo 30 días para eso. Lo normal es apelar la decisión de la Junta de Apelaciones a la Corte de Apelaciones Federal del circuito en el cual se encuentra la persona. Por ejemplo, si usted vive en California le corresponde el noveno circuito. Esta Corte de Apelaciones que se encuentra en San Francisco es la mas liberal de todas las cortes federales de la nación. Estas cortes, conformadas por jueces confirmados por el Congreso y con puestos vitalicios, son capaces de crear precedentes y son las únicas entidades judiciales que pueden cambiar un fallo emitido por la Junta de Apelaciones.

Si usted se encuentra en Florida le corresponde la Corte de Apelaciones del onceavo circuito una corte extremadamente conservadora que casi siempre falla a favor del gobierno y en contra del indocumentado. Si se pierde ante uno de los circuitos, se puede apelar a la Corte Suprema de Estados Unidos, pero estas apelaciones no son de derecho sino que discrecionarias y por lo tanto muchas veces la Corte Suprema decide no oír los casos de hecho matando cualquier posibilidad de un cambio de fallo. Mientras el caso esta siendo apelado a la corte del circuito, la persona sigue tendiendo derecho a permiso de trabajo, pero no a una terminación automática del paro de la remoción del país.

Ahora hablemos de los derechos que tienen los hermanos indocumentados que están detenidos en las cárceles de inmigración. Cada día hay menos derechos para ellos. Uno de los derechos mas importantes el de poder salir con una fianza. Se puede salir con fianza siempre y cuando se demuestre que la persona no es un criminal con agravantes y si tiene familiares en la comunidad que aseguraran que el detenido se presentara a las siguientes citas con las cortes de inmigración y no se esconderá de las autoridades. La decisión de dar o no la fianza es puramente discrecional, es decir el Juez puede hacer lo que quiera y si da la fianza el o ella pueden fijar "una fianza razonable." En Miami, que feo decirlo, depende del Juez que le toque usted tiene una posibilidad de salir con fianza, pero cada día están mas restrictas. Cuando se dan la audiencias de fianza, es bueno llevar a los familiares de la persona detenida para que testifiquen ante el tribunal, de esa manera se trata de demostrar a la corte que la persona, si es puesta en libertad, tiene suficientes raíces en la comunidad para evitar que se fugue o que no honre sus futuras audiencias.

El detenido tiene el derecho de ver a su abogado y a sus familiares durante su encarcelamiento. Las audiencias se celebran dentro de la cárcel o por video conferencias. Los presos son clasificados dependiendo los motivos de sus detenciones y son asignados un oficial de remoción. Siempre se pueden introducir recursos judiciales ante la corte de inmigración. Estos pueden ser perdones bajo las secciones (212C), (212i), (212h) etc. Estos perdones tratan de excusar crímenes cometidos por nuestros hermanos, pero son difíciles de obtener. Por ejemplo, si la persona es residente y es acusada de haber cometido una felonía, ella siempre tiene el derecho de aplicar por un perdón ante el Juez si tiene familiares inmediatos (hijos, padres o cónyuges) que sean residentes o ciudadanos de este país. Si se puede probar que los familiares sufrirían "penuria extrema" si el detenido es expulsado del país, entonces el Juez puede excusar su falta y dejarlo aquí. De lo contrario, la persona será removida del país.

Otro ejemplo fuera si la persona detenida tuviese temor de ser torturada si fuera regresada a su país de origen, ella, en ese caso, pudiera aplicar para la parada de su remoción basada en la Convención en Contra de la Tortura. Si gana, la persona se queda en este país. Otro ejemplo fuera que la persona fuera detenida por estar sin documentos aquí pero que hubiera acumulado más de 10 anos de presencia física en Estados Unidos. En ese caso, la persona puede aplicar para la "cancelación de su remoción" o la ley de los diez anos. La persona, para ganar, tiene que demostrar que la remoción de ella le causaría penuria excepcional a un familiar inmediato que sea residente o ciudadano de este país. Hay varios otros remedios que se pueden interponer ante la corte de inmigración cuando uno esta detenido, para eso se debe de contactar a un abogado con experiencia para poder tratar de obtener el mejor resultado posible.

 

 

 
 
 

| Dr. MARIO M. LOVO | SERVICIOS | PRENSA | CONSULTAS ONLINE | CONTACTOS | TERMINOS Y CONDICIONES | NOTICIAS !

Oficina Legal del Dr. Mario M. Lovo, P.A., NUEVA DIRECCION : 333 Palermo Avenue, Coral Gables, FL 33134
Copyright © Law Offices of Mario M. Lovo, P.A.
Tel: (305) 441-1994 Fax: (305) 441-1995